Mi hijo no me obedece ¿qué hago?

1 mes - 11196 Visitas
11196 Visitas
Mi hijo no me obedece ¿qué hago?

Razonar con el hijo y explicarle el porqué debe hacer tal o cual cosa puede ayudar a que se cumpla la orden dada. ‘Ya voy mami’, ‘espérate un rato’, ‘se me olvidó’, ‘más tarde lo hago’. ¿Le suena alguna de estas frases? Son respuestas comunes que los hijos dan a sus padres cuando no desean cumplir una orden. Que los hijos no sigan los pedidos que les dan sus padres es una situación frecuente y cotidiana que, en ocasiones, crea un ambiente familiar caracterizado por gritos, riñas, y malas caras.
.

¿Por qué lo hacen?

A veces, los padres están pendientes de sus hijos sólo cuando se comportan de manera inadecuada.

.

Es muy posible que los niños se nieguen entonces a cumplir sus exigencias, porque son los únicos momentos en que consiguen llamar la atención de ellos, aunque sea para regañarlos o castigarlos, comenta Germán Montalvo, pediatra.
.

Sin embargo, puede también que no escuchen lo que se les ha pedido porque están distraídos en otra actividad, reciban demasiadas órdenes a la vez, no comprenden lo que se les manda, saben que los padres repiten varias veces la indicación, antes de que él las haga, etc.
.

¿Qué hacer para que obedezcan?

Lo aconsejable es enseñar al pequeño desde que es un recién nacido, al momento de ponerle los horarios para comer, afirma Montalvo, esa es una forma de disciplinarlo.
.
Para Homero Mena, terapista familiar, en cambio, es necesario enseñar la obediencia dentro de un ambiente de amor.
.
Ya que cuando los hijos se sienten amados por sus padres, reciben todo mandato con atención y agrado.
.
Por el contrario, cuando un hijo no se siente amado y aceptado por sus padres, se rebela a la orden que este le da, hay un rechazo y trata de hacer lo opuesto a lo que se le pide.
.
Por su parte, Joane Campbell, terapista familiar, dice que los hijos desde pequeños deben saber que si papá o mamá le ponen un límite o le prohíben tal o cual cosa, esta siempre irá acompañada de una razón.
.
Si esto no ocurre, el niño puede pensar que ese es un gusto de los padres o que papá o mamá son mala gente, y ese no es el caso.
.
De allí que es importante que exista una buena comunicación.
.

Las etapas

Durante los dos primeros años de vida, es casi imposible que logre que su hijo le obedezca, pues ellos aún no entienden qué significa esto.
.
A partir de los 4 a 5 años, ya se puede tener un diálogo sobre aspectos como: ‘no te acerques al perro, te podría morder y te va a doler’ o ‘cuidado no metas los dedos en el tomacorriente, te vas a lastimar’.
.
Así, lo chicos comprenderán que si no obedecen a papá o mamá, eso les puede causar un daño.
.
Con los más grandes (6 a 8 años) el diálogo es fundamental y es el momento de comunicarles que si no cumplen una orden, esto traerá una consecuencia que puede incluir una penalidad sobre algo a lo cual ellos están muy apegados, dice Campbell.
.

¿Y si no me obedecen?

Aunque esté enojado con su hijo, explíquele claramente y con serenidad, las ventajas que tiene el obedecerle. Razone y analice con él/ella las consecuencias de su conducta.
.
Aunque no lo crea esto puede ayudar para que la próxima vez él piense antes de no obedecerle, recomienda Homero Mena.
.
Si luego de esta conversación insiste en su comportamiento y no le hace caso y usted siente que está fuera de sus casillas, salga del sitio donde está, respire profundamente, regrese y dele una nalgada. No se exceda en el castigo, puede lamentarlo después, dice Campbell.

4
.

Al grano

Cumplir lo que se ofrece, sea castigo o recompensa
.
Es valioso que los padres lleguen a acuerdos sobre cuáles son los límites que quieren para sus hijos y, además, porque quieren que hagan tal o cual cosa. Dependiendo de la edad del niño hay que explicarle el porqué no deben hacerlo. Eso ayudará a que los chicos entiendan la importancia de la obediencia.
.
Además, es necesario que ellos cumplan con lo que ofrecen, sea una recompensa o un castigo, así lo chicos sabrán que todo acto que hagan o dejen de hacer trae una consecuencia.
.

 
1
.
Joane Campbel Médica familiar
.

Sepa cómo se desarrolla su hijo, le será de utilidad

.Disciplinar no es pegar, es poner límites a las cosas. Para esto hay que entender las etapas de desarrollo emocional que atraviesan los hijos. Los padres tenemos la obligación de aprender estas cosas para ser mejores educadores. Los padres deben dedicar tiempo a leer no solo cómo se desarrollan físicamente sino emocionalmente sus hijos. Sepa que quien triunfa en la vida es aquel que sabe dominar sus emociones y tiene un alto cuociente emocional, no intelectual.
.

Mother Taking Care of Sick Daughter --- Image by © Royalty-Free/Corbis

Mother Taking Care of Sick Daughter — Image by © Royalty-Free/Corbis

CONSEJOS QUE LE AYUDARÁN A QUE SU HIJO CUMPLA CON LO QUE USTED LE PIDE

Aségurese que lo que usted le pide hacer a su hijo él lo puede hacer. De lo contrario, deberá ayudarle a cumplir esa petición.
.
Trate de que siempre tenga bien claras cuáles serán las consecuencias positivas y negativas de su obediencia o de su desobediencia.
.
Acostúmbrele desde un principio a no repetir la orden más de una vez y nunca termine haciéndola usted mismo.
.
Dele instrucciones simples, comprensibles y razonables para su edad. Además, asegúrese que entendió la petición haciéndosela repetir.
.
Dele pocas instrucciones y dígaselas de una en una. Nunca le dé la siguiente petición hasta que no haya cumplido la primera. Tenga en cuenta que los niños menores de cinco años no son capaces de comprender más de tres peticiones a la vez. Ejemplo: bota esto en la basura, luego recoge tu muñeca.
.
Ofrézcale dos opciones que le llevarán a un mismo resultado. Dele a elegir una de ellas en lugar de dar órdenes o hacer preguntas. Por ejemplo: en vez de decirle “ve a lavarte los dientes” o preguntarle “¿quieres lavarte los dientes?”, plantéele la siguiente opción: “¿te vas a lavar los dientes solo o prefieres que te acompañe?”.
.
Utilice un tono de voz agradable, mejor si se pone a la altura de su hijo y le mira a los ojos, asegúrese que él también lo mire.
.
Es importante que le explique a su hijo las razones por las que le pide o prohíbe que haga algo. Esta información deberá ser apropiada para la edad del niño.
.
Establezca horarios, eso le ayudará a su hijo a obedecer. El hecho de tener que hacer cada día lo mismo y a la misma hora (tirar la ropa, llevarla después a lavar, recoger la mesa, etc.). La cooperación acabará convirtiéndose en un hábito y de seguro no le costará el cumplirlo cuando usted se lo pida.
.
Es valioso que cuando cumpla la orden que le pidió, alabe y elogie su comportamiento, felicítelo, abrázelo y dígale lo contento que está por lo que hizo, eso le animará a repetir ese comportamiento.
.
Las consecuencias que seguirán a la desobediencia deben quedar establecidas claramente de antemano. Puede retirarle un privilegio cada vez que no cumpla una exigencia. Por ejemplo, si no recoges tus juguetes, no saldrás al patio a jugar con tus amigos.
.
La administración Eloy alfaro, en coordinación con la Cruz Roja Ecuatoriana, ofrece exámenes coproparasitario, ácido úrico, DNA, hepatitis A y B, VIH-sida, entre otros, a bajos costos. Si requiere estos servicios acuda a la av. Alonso de Angulo y Capitán Chiriboga.
.
LOS LÍMITES
.
Los niños necesitan límites desde pequeños, si tiene menos de 2 años el infante y adquirió la costumbre de agredir a los hermanos mayores. La forma de evitar que se siga repitiendo este comportamiento es haciéndolo sentir lo mismo que su hermano sintió. Así el niño comprenderá que lo que él hace está causa un dolor físico y de seguro no lo volverá a repetir.
.
AL DAR ÓRDENES
.
No es necesario que eleve la voz ni tampoco que grite al momento de dar una orden a su hijo. Lo importante es asegurarse de que él o ella lo haya comprendido. Para comprobarlo dígales que repitan el pedido que usted les hizo. Esa es una forma de saber que ellos sí lo entendieron. Caso contrario vuelva a repetir, eso sí sin alterarse, eso puede influir en el niño.
.
LA REUNIÓN FAMILIAR
.
Es importante que toda la familia se reúna para analizar cada una de las reglas que regirán en el hogar. Papá, mamá e hijos tienen que ser escuchados y tomados en cuenta. Así, todos sabrán a qué atenerse si desobedecen algunos de estos acuerdos. Lo valioso de estas reuniones es que todos participan y opinan y además pueden dar sugerencias que serán de utilidad.
.
ACUERDOS ENTRE PADRES
.
Es indispensable que papá y mamá estén de acuerdo en las reglas que se den dentro de la casa y, sobre todo, en las consecuencias de su no cumplimiento. Por ningún motivo uno de los cónyuges puede desaprobarlo delante de los hijos, esto le restará autoridad. Si no estuvo de acuerdo en la decisión que tomó su pareja, discútanlo pero en un lugar donde no estén los hijos.
.
HERMANOS MAYORES
.
Si usted consiguió que sus hijos mayores le obedezcan, no tendrá problemas en que el resto lo haga. Recuerde que ellos son el ejemplo de los menores, por lo que si ellos siguen sus instrucciones y las cumplen de seguro este comportamiento será imitado por los más pequeños. Pero si no consiguió hacerlo con los mayores, le será más difícil lograrlo con los menores.
.
PARA SABER
.
Si su hijo no quiere hacer las tareas escolares, dígale que eso no le afecta a usted, sino a las calificaciones que él obtendrá en la escuela y que si trae una mala nota, se atendrá a las consecuencias.
.
El ejemplo es importante, por lo que si el niño ve que sus hermanos mayores no cumplen ciertas órdenes, no espere que él las cumpla.
.
Las reglas que se den en casa deben ser para todos, así se evitarán los privilegios.
.

 
 

Comentarios