Entrenar no tiene por qué ser un castigo

1 año - 19529 Visitas
19529 Visitas

Apréndete las reglas para no quedar inmóvil después de hacer ejercicio.
.
Si tu cuerpo no está acostumbrado a hacer ejercicio, si el tiempo de calentamiento no fue suficiente o te expusiste a cambios fuertes de temperatura, después de ejercitarte debes sentirte como si te hubieran dado una golpiza. ¡Cuidado!, apréndete la regla de tres:
.

 

1. ¡Estírate al máximo!

1
2. Calienta motores.

2
3. Tápate después de ejercitarte, hidrátate y come sano.

3
.

Si a pesar de seguir al pie de la letra estos pasos sigues sintiendo dolor, usa pomadas, una bolsa de agua caliente, cubos de hielo o analgésicos, pero de todas formas recuerda que el tiempo lo cura todo, deja descansar la zona afectada y en unos días vuelve a intentarlo.
.

 
 
 
 

Comentarios